El pasado 5 de enero de 2016, mis amigos foodies nos reunimos para probar diferentes roscas de reyes y votar cuál era la favorita de la mayoría!

Partiendo las roscas!

Aquí te presento las roscas y luego te digo cuáles fueron las favoritas en general, y cuáles fueron mis favoritas!

Bienvenida

El hermoso privado de la Reforma Uno

La reunión se llevó a cabo en el salón privado del restaurante La Reforma Uno que está dentro del hotel Hilton en Guadalajara, y ellos nos obsequiaron con una rosca rellena de ate, acompañada de 3 diferentes salsas: cajeta, chocolate y vainilla. La rosca se llama Juana Carlota y la hacen bajo pedido.

Rosca Reforma Uno

Después probamos la de Panadería Ema, una panadería tradicional ubicada en Atemajac del Valle, esta era tradicional sin relleno.

Panadería Ema

La siguiente fue la de Alafandi, que extrañamente la masa para pan estaba salada! 🙁

Alafandi

Probamos también la de Walmart, con mucho sabor a mantequilla y naranja, pero de una forma artificial…

Walmart

Luego vino la rosca de Brödbutiken, la cual está hecha sin ingredientes de origen animal, y rellena de crema de avellanas. Su masa tenía mucha nuez. La verdad que me sorprenden sus panes porque están muy ricos y son veganos!

Brödbutiken

La rosca tradicional de Oh La La! con su estilo francés fue la penúltima. Tampoco estaba rellena.

Oh La La!

La última fue la de Panadería Ulloa que se encuentra en el centro de Guadalajara, rellena de nutella. Estaba un poco sobrecocida y dura…

Panadería Ulloa

Por votación, hubo empate en el primer puesto entre la rosca de La Reforma Uno y la Oh La La! y en segundo lugar la de Panadería Ema.

Para mí, hubo empate entre la rosca de Oh La La! y la de Panadería Ema y en segundo lugar la de Brödbutiken… para mí fue importante la suavidad del pan, que estuvieran bien cocinadas, buena miga y sabor tradicional.

Para conocer las fotos de los otros foodies, sigue el HT #TopRosca2016

Y lo que más me gustó: el delicioso chocolate espesito y con un toque de canela, elaborado en el restaurante:

Chocolate caliente